Es un hecho que los gatos forman parte de nuestras vidas, por eso no es sorpresa que muchas empresas estén permitiendo felinos dentro de las oficinas. Continúa leyendo y aprende como establecer reglas básicas para asegurar un ambiente adecuado.

Oficinas “catfriendly”

Las oficinas “catfriendly” o gatunas se pusieron de moda cuando una empresa japonesa llamada Ferray decidió adoptar nueve gatos los cuales trabajan junto al personal. Los videos se apoderaron de las redes sociales y hoy en día muchas empresas consideran aplicar estrategias similares.

Independientemente, si el acompañante gatuno reside en la compañía o viene de visita de vez en cuando, los gatos traen importantes beneficios para el ambiente laboral que harán cualquier empresa ir a la cima del éxito.

  • Reduce el estrés aumentando la productividad laboral.
  • Ayuda a reducir la ansiedad del gato. Este es el caso de los dueños que traen los felinos a la oficina.
  • Crea un ambiente relajado y divertido fortaleciendo las relaciones entre empleados.

Algunos consejos importantes

1. Discutir sobre la propuesta con todos los empleados.

Traer un gato a la oficina puede ser un cambio importante de la rutina diaria. Es decir, puede que no todos estén de acuerdo con la decisión o tengan dudas sobre las nuevas normas en la oficina. Además, es esencial preguntar si algún empleado tiene fobia a los gatos o alguna alergia.

2. Seguridad ante todo

Los gatos son animales juguetones e imperativos en muchos (todos) los casos. Si la decisión ya fue tomada, es una buena idea reorganizar el espacio de la oficina para alejar objetos que se puedan romper fácilmente o represente un peligro para el felino.

Si la empresa decidió tomar la iniciativa de traer gatos al ambiente laboral, esta deberá asumir cualquier responsabilidad en caso de accidentes. Lo mismo sucedería para el empleado que desea traer a su minino de visita. De cualquier manera, un seguro de daños podría ser una gran ayuda para cubrir cualquier emergencia.

“¿Puedo llevar a mi mascota todos los días o en ciertas ocasiones? ¿Cuántos gatos debería haber en la oficina, cuando sería demasiado?” seria algunas de las preguntas claves que el empleado debería hacer para evitar cualquier malentendido.

3. No todos los espacios tienen que ser para los gatos

Las oficinas pueden tener varios cuartos o salones los cuales pueden servir para los felinos. También es una buena idea dejar un espacio libre de gatos para reuniones más formales o para las personas que prefieren tener más privacidad.

4. Accesorios y juguetes

Los felinos no usaran tu computadora ni teléfono celular como juguete si logras armar un espacio ideal para ellos. No es tan difícil, solo debes buscar juguetes o camas gatunas que los ayuden a sentirse más cómodos o entretenerse mientras los empleados trabajan.

5. Definir las personas a cargo

A pesar que los gatos son muy independientes, nunca está de más tener a alguien a cargo de los felinos que se encuentran jugando libremente en el espacio laboral. Si todos los empleados están de acuerdo con adoptar un gatito, es importante establecer quién estará a cargo de cada tarea.

Para el resto, te invitamos a visitar nuestra tienda online donde podrás conseguir todo lo que necesitas para tu gatito.

Si te gusto, te invitamos a comentar abajo y seguirnos tanto en instagram como en facebook.

Si necesitas comunicarte con nosotros escríbenos directamente al whastapp acá.