No todos tienen claro cuántas veces come un gato al día. Por ello este artículo te podrá ayudar a saber si tiene una alimentación adecuada. Te servirá tanto si es tu primer gato o si ya haz tenido gatos en el pasado. Aprendamos juntos en la familia Gatificando.

¿Los gatos y perros se alimentan igual?

Para empezar, hay que advertir que los gatos son muy distintos a los perros; y que nunca debemos seguir las mismas pautas para alimentar a unos y otros. Aún si tenemos perro y gato en casa.

Para saber cuántas veces come un gato al día es importante conocer de dónde viene tu gato. Y sobre todo, ¿Cuáles son sus instintos? Así podremos entender por qué debemos alimentarlo de una forma particular.

¿Cuántas veces debe comer un gato?

Los gatos domésticos conservan muchas de las características de sus ancestros en la cadena evolutiva: los gatos salvajes.

Los estudios demuestran que, en lo que se refiere a alimentación felina, los gatos domésticos mantienen la mayoría de preferencias y requerimientos nutricionales que tenían sus antepasados. Por eso ofrecerles una pauta de alimentación similar a la que consumen los gatos salvajes es lo más adecuado y beneficioso para su organismo.

Las pequeñas presas como por ejemplo roedores o lagartijas suponen un porcentaje muy importante de la dieta natural de los gatos salvajes. Si tenemos en cuenta que el contenido calórico de un ratón o de un topillo equivale a unas 30 kcal (es decir, el 8% del total de las necesidades energéticas de un gato de tamaño medio) eso quiere decir que, a lo largo del día, un gato adulto debería ingerir entre 10 y 15 roedores.

Tomando como modelo este patrón y para responder nuestra pregunta sobre cuántas veces come un gato al día, entonces tenemos que decir que los gatos “de casa” deben comer pequeñas cantidades de alimento varias veces al día. Concretamente, entre 10 y 15 veces. Por esa razón es recomendable dejarles la ración diaria siempre al alcance para que ellos mismos sean quienes se sirvan según su necesidad.

Entonces tomemos nota:

  • El alimento puede dejarse siempre al alcance del gato.
  • Si está haciendo mucho calor, deberás controlar durante todo el día el estado de los comederos. Para evitar que florescan las bacterias.
  • Si convives con perros en casa, sitúa los comederos de tu gato en alto para evitar que coman su contenido.

Consejos para que tu gato esté bien alimentado

  • Elige un alimento para gatos de máxima calidad: Recuerda que una alimentación correcta y equilibrada es la mejor medicina contra enfermedades.
  • Mide la ración diaria de alimento que tu gato necesita y no te excedas: El sobrepeso afecta a un 25% de gatos en nuestro país y lleva asociados múltiples problemas de salud.
  • Divide la ración diaria de tu gato en varios comederos y colócalos a diferentes alturas, repartidos en la casa: Es importante aprovechar el momento de la comida para fomentar que se mueva y haga ejercicio. Así evitarás que sea un dormilón empedernido.
  • Proporciónale siempre a tu gato agua fresca y limpia: Las fuentes para gatos son una buena opción si tu gato no bebe demasiada agua.
  • Coloca los comederos en lugares tranquilos: Evita zonas ruidosas o incómodas para tu gato, como podría ser dejar su comedero al lado de la lavadora o en mitad del pasillo.

En todo caso si no sabes cómo hacer que tu gato se sienta motivado a comer; te recomendamos leer este artículo:

¿Qué puedo hacer si mi gato no quiere comer? Juguetes para gatos