Las gatas son consideradas una de las mejores mamás entre los animales domésticos debido que se encargan de cuidar a sus gatitos aun cuando todavía están embarazadas. Notarás fácilmente sus cambios de comportamiento y ahora que se acerca el día de las madres es un buen momento para aprender un poco sobre la maternidad gatuna. Sigue leyendo y entérate de todas las características del embarazo y maternidad gatuna.

La maternidad empieza desde el embarazo

Una gata puede tener gatitos a partir de los 8 meses de vida. A partir de allí, el embarazo tendrá una duración de 63 a 67 días. Físicamente notarás que las mamas de tu gata comenzaran a crecer un poco más antes que le empiece a crecer el abdomen.

Los veterinarios recomiendan encontrar una caja o un espacio cerrado para que la gata haga su “nido” en donde podrá reposar tranquila durante y después del embarazo. Lee un poco más sobre los síntomas del embarazo aquí.

En cuanto a la personalidad, las gatas tendrán algunas de estas características:

  • Estarán más alejadas

No te preocupes si ves a tu gata muy alejada de la familia o de otros gatos. Las gatas embarazadas tienden a buscar un lugar calmado para mayor privacidad.

  • Pesadez

Esos momentos de hiperactividad gatuna desaparecerán poco a poco durante el embarazo. Las gatas están más pesadas y no serán tan dinámicas como tienden a ser los gatos normalmente. Además, aumentarán al menos tres kilos durante el embarazo y su apetito será mayor. El embarazo y maternidad gatuna las afecta de grandes formas, por ello hay que estar atentos.

¡Ya nacieron!

Es normal que la gata esté ansiosa antes del parto, pero una vez que haya dado a luz a los gatitos es muy necesario que no toques a la gata ni a los bebés debido que los primeros minutos son esenciales para que establezcan un vinculo entre madre y cachorros.

Las gatas saben instintivamente todo lo que tienen que hacer. Ella quitará la placenta a los cachorros además del cordón umbilical y los gatitos buscarán alimentarse rápidamente.

Maternidad gatuna

La mamá atenderá a los gatitos intensivamente por los primeros días. Es decir, es normal que la gata no coma o salga del nido en muy pocas ocasiones. Sin embargo, en unas cuantas semanas recobrará el apetito y su comportamiento volverá a la normalidad. Algunas de las características del embarazo y maternidad gatuna son:

  • Tu gata será muy sobreproctetora y estará muy nerviosa o agresiva si llevan a los gatitos fuera del nido.
  • Ella alimentará y cuidará a los gatitos a toda hora, así que una vuelta de vez por el nido en cuando será suficiente para vigilar que todo esté en orden.
  • Mantén el comedero de la gata cerca del nido para que ella no tenga que ir muy lejos para poder alimentarse.

Lactancia para los gatitos

Las gatas tienden a dar a luz entre 4 a 8 gatitos los cuales dependerán únicamente de la leche materna los primeros dos meses. Lo más importante que puedes hacer para ayudar a la lactancia de tu gata es mantener cerca su recipiente con agua limpia y fresca.

La mamá les enseñará a comer alimentos sólidos que se encuentren en los alrededores por lo tanto es recomendable que tengas cerca del nido comida para gatitos y muchos juguetes.

Para el resto, te invitamos a visitar nuestra tienda online donde podrás conseguir todo lo que necesitas para tu gatito.

Si te gusto, te invitamos a comentar en abajo y seguirnos tanto en instagram como en facebook.

Si necesitas comunicarte con nosotros escríbenos directamente al whastapp acá.