Todas las personas que convivimos con un gato sabemos que los gatos odian mojarse. Cualquier gato que toque un charco de agua hará la famosa “sacudida de patitas” que a muchos dueños les parece tierno. A veces nos divertimos viendo todas las maneras que encuentran para escaparse del líquido y su reacción si son pillados aunque sea por una gota de agua. Entonces ¿Por qué odian tanto el agua?

Ancestros gatunos

Katherine Houpt, especialista en comportamiento animal, afirma que una de las teorías indica que los ancestros de los gatos vivían mayormente en desiertos, como es el caso de los gatos salvajes de África y Europa, en donde no estaban acostumbrados a interactuar mucho con el agua.

Durante el proceso de domesticación hace más de 9.000 años, los nuevos dueños de los gatos se encargaron de proteger a los felinos de los elementos. A pesar de esto, los gatos no han logrado mejorar su relación con el agua. Por otra parte, hubo algunas razas de gatos que se diversificaron en zonas boscosas en donde el agua era más común. Esto explica porque algunos gatos se acostumbran al contacto con el agua más rápido que otros.

Diferentes tipos de gatos

A pesar de que los gatos odian mojarse, son grandes nadadores innatos. Hoy en día, la relación con el agua depende completamente de las circunstancias en donde se encuentre el gato. Los gatos del bosque de noruega, por ejemplo, nacen y se crían cerca de lagos. Muchos de ellos adoran interactuar con el agua. Por otra parte, existen gatos de granjas que no tienen problemas en mojarse un poco con tal cazar algunos peces o ranas en estanques o lagos.

¿Se pueden acostumbrar al agua?

Los gatos se pueden acostumbrar rápidamente al agua si son bañados desde pequeños. Sin embargo, los veterinarios recomiendan que no se debería bañar a un gato tan seguido al menos que sea absolutamente necesario. Cepillar a nuestros gatos puede ser más beneficioso que bañarlos debido que es más efectivo a la hora de retirar cualquier suciedad. Si quieres saber más lee recomendaciones para el cuidado del pelo de tu gato

También los gatos odian mojarse, porque esto tiende a secar la piel del minino y aumenta la posibilidad de caída de pelaje eliminando feromonas importantes para la interacción con otros gatos.

Recuerda que los gatos tienen su propia ducha ambulante. Su saliva tiene cualidades de un “shampoo natural” que disminuye la grasa. Además, su lengua áspera remueve la suciedad de su piel con más facilidad.

Recomendaciones para bañar a tu gato

Aunque los gatos odian mojarse, se puede lograr. Se debe empezar a entre los 2 y 3 meses de nacidos. Siempre deberías bañar al felino con agua ligeramente caliente y en un ambiente tranquilo. Es importante tener paciencia para que se vaya acostumbrando al contacto con el líquido., 

Otras teorías

Otros expertos apuntan que los gatos en realidad no detestan el agua, sino que intentan prevenir que su piel se moje. El pelaje rápidamente absorbe el agua y puede tardar horas para que se seque completamente, dejándolos desprotegidos ante el frío y afectando su calor corporal.

Te invitamos a visitar nuestra tienda online donde podrás conseguir todo lo que necesitas para tu gatito.

Si te gusto, te invitamos a comentar en abajo y seguirnos tanto en instagram como en facebook.

Si necesitas comunicarte con nosotros escríbenos directamente al whastapp acá.