Viajar con tu gato no siempre es tarea sencilla. Bien sea por vacaciones, una espacada de fin de semana o; simplemente porque te mudes a otra ciudad. Cada vez que cambiamos la rutina de nuestros gatos, ellos tienden a afectarse un poco.

Si no puedes dejarlo en un hotel o guardería para gatos, te recomendamos leer este artículo a detalle.

Cuando un gato sale de su territorio siempre se va a sentir un poco incomodo y ansioso. Sin embargo, es posible hacer que tu gato se acostumbre a los viajes en auto o prepararlos para uno en avión. A continuación te mostraremos algunos consejos para hacer que tu viaje con tu gato se sienta más tranquilo y sin tanto estrés:

1) Acostumbra a tu felino a la jaula transportadora

Los gatos son muy curiosos, por lo tanto es recomendable dejar la puerta de la jaula abierta para que ellos puedan explorarla y conocerla. Es muy importante que no lo obligues a entrar, es mejor colocar alguna cobija o toalla en donde duerme tu gato con algunos juguetes para que el felino reconozca a la jaula como parte de su hogar.

Antes de viajar con tu gato te recomendamos elegir una jaula amplia con rejillas para que este más seguro. Además así se podrá acostumbrar al gato tomando paseos cortos que no pasen de 40 minutos; premiarlo con golosinas cuando este dentro del auto y evitar que reciba aire acondicionado directamente. Recuerda colocar la jaula detrás de los asientos delanteros y presta atención como se va a comportando tu felino con el nuevo ambiente.

2) Alimenta a tu gato bien antes de viajar

Antes de viajar con tu gato es importante que coma de buena forma y se hidrate bien, además de dejar que vaya a su caja de arena. Existen algunos alimentos caseros que ayudan que el gato se sienta más tranquilo, muy similar al efecto del té en los humanos. Por ejemplo, puedes colocar algunas gotas de esencia de flores de Bach en el agua del gato horas antes del viaje, esto ayudará a reducir la ansiedad del viaje.

3) Sedantes o tranquilizantes

Los veterinarios pueden darte una prescripción para adquirir sedantes ligeros para gatos, además que te enseñaran como colocarlos. Sin embargo, esto debería ser una última opción debido que algunos gatos pueden tener reacciones alérgicas u otras condiciones que requieran evaluación médica. En el caso de viajes en avión, debes consultar con la aerolínea los reglamentos establecidos para transporte de animales, no todos aceptan gatos que estén sedados.

Nuestra recomendación general es que nunca utilices los sedantes a menos que tu veterinario lo autorice.

4) Música suave

Puede que tu gatito exprese su incomodidad maullando, ¡No lo ignores! Háblale suave y con calma para que no se sienta solo. Coloca el volumen de la música bajo y mantén las ventanas del auto hasta arriba. Si tú te mantienes tranquilo, tu viaje será más seguro y rápido.

5) Evita mareos de tu gato

Tu gato es propenso a marearse en el auto, por lo tanto puedes prepararte comprando medicamentos para mareos o alimentos caseros en base a jengibre. Algunos síntomas importantes que indican que tu felino está mareado son:

  • Exceso de baba.
  • Inmovilidad.
  • Maullidos sin parar
  • Jadeos.

Al viajar con tu gato en trayectos largos, trata de tomar algunos descansos o “breaks”. Deja que el gato salga de la jaula por un rato así el podrá estirar sus patas y alimentarse.

Con el paso del tiempo, tu gato se ira acostumbrando. Justo allí podrás ver como duerme durante el viaje y te preguntarás ¿Con qué sueñan los gatos?

Si te gusto, te invitamos a comentar en abajo y seguirnos tanto en instagram como en facebook.

Si necesitas comunicarte con nosotros escríbenos directamente al whastapp acá.