¿Seguro que los gatos toman leche? Desde pequeños en las películas nos enseñaron que los gatos toman leche o comen atún; así como los ratones comen queso; o hasta algunos perritos enamorados comen spagetti.

Entonces… ¿Le puedo dar leche a mi gato?

Lo primero que hay que diferenciar es la leche materna de una gata que ha tenido crías; de la leche que compramos en el supermercado. La primera es fundamental para el desarrollo de los gatitos; la segunda puede traer graves consecuencias.

A decir verdad, la mayoría de los gatos son intolerantes a la lactosa, así como muchos seres humanos. Cuando el organismo del gato no es capaz de asimilar la lactosa (por falta la enzima lactasa para absorberla) es que comienzan a producirse problemas. Esto aplica de igual forma para todos los alimentos lacteos, como yougurt o queso. Con ellos hay que tener cuidado también.

Por ello te recomendamos, como regla general, que no le des leche a tu gato. Así como no le ofrezcas productos lacteos. Puede producir problemas estomacales y hacer que en poco tiempo pierda el apetito. Además de hacerle pasar un mal rato.

Ahora, no todos los gatos (así como los humanos) son inteolerantes a la lactosa. Por ello, algunos gatos toman leche.

¿Cómo saber si mi gato es alérgico a la leche?

Si le haz dado productos lacteos con anterioridad, y no ha sufrito de problemas estomacales o gases; significa que tu gato no es alergico a la lactosa. Actualmente no exíste una prueba médica para determinarlo con exactitud en animales.

En caso de que haya consumido productos lacteos y sufra de problemas, lo normal es que en par de días esté bien. Manténlo hidratado adecuadamente y motivale a comer de nuevo. Si el problema dura más de 72 horas, te recomendamos visitar a un veterinario y revisar que le ocurre. Recuerda, su salud esta siempre en primer lugar.

¿Exíste alguna alternativa a la leche tradicional?

Claro que si, puedes ofrecerle leche deslactosada. Ahora, ten cuidado que no la confundas con descremada o baja en grasa. Tiene que ser claro el empaque: Deslactosada. Es decir, sin lactosa que es lo que causa el problema.

De igual forma exísten marcas de yougurt y queso, que son sin lactosa. Sólo ten en cuenta que tipo de conservantes, colorantes y químicos tienen, para que no le hagan daño a tu gatito. Entonces ¿Los gatos toman leche? Algunos pueden y otros no. Lo recomendable es que si optas por darles, sea deslactosada para evitarles un mal rato.

Si deseas aprender más, sobre alimentación gatuna te recomendamos leer: ¿Cómo alimentar a tu gato?