Portada » Blog » Gatificar es más que un gimnasio para gatos

Gatificar es más que un gimnasio para gatos

Gatificando - Pensamos Como Gatos - Gimnasios Para Gatos

Como ya lo habrás notado, en el momento en que le abres las puertas de tu casa a un gato no sólo le estás dando permiso para que entre, le estás cediendo la propiedad de tu bien. Es decir que, a partir de ese momento, tu inquilino se convierte en el dueño absoluto del que considerabas tu espacio. Sí, así es, tu gato no solo se siente dueño del gimnasio o los juguetes que le compraste, sino de todo lo que tienes y cada espacio al que él puede acceder. A cambio, estos seres maravillosos te llenaran de amor, locuras, juegos, ronroneos y te sacarán una sonrisa en todos tus momentos.

Ahora que el dueño ha cambiado, debemos proporcionar un ambiente adecuado para que nuestro pequeño gato pueda disfrutar de un ambiente saludable. Debemos tener claro que nuestro gatito no es muy diferente a un gran felino de la sabana africana (aunque en una escala menor) y que sus instintos siguen intactos, por lo que para ellos es indispensable poder acechar, cazar y matar – traducido en el juego: comer, bañarse y dormir. Pero todas estas actividades tienen un lugar y una hora especial. Si somos dueños de gatos, sabemos que ellos se ajustan a rutinas y no suelen reaccionar muy bien a cambios en las mismas. Por esta razón, es muy importante que, al adaptar la casa que compartiremos con nuestro gato, tengamos en cuenta los cuatro espacios que debemos respetar, identificar y, preferiblemente, tener alejados entre sí.

Espacio de Juegos y Descanso

La mayoría de las veces, el lugar donde pasamos más tiempo en nuestras casas es el mismo que nuestro amigo gatuno también elige para pasar la mayor parte de su tiempo. Somos su compañía: le gusta tenernos cerca, olernos y sentirnos… pero no tanto.

Esta zona puede ser toda la casa excepto los otros dos ambientes. La sala, el comedor y el estudio, son lugares donde generalmente hay mucha acción y es allí donde el gato juega, observa, vigila y toma varias siestas al día. Es importante que estos ambientes están bien adecuados para cubrir sus necesidades. Estas zonas del hogar son perfectas para ubicar repisas a diferentes alturas, importante que estén dispuestas en forma de circuito, para que en casos de enfrentamiento haya una salida de emergencia; estantes que los lleven a observar por la ventana, lugares donde puedan tomar el sol, ventanas con angeos, lugares pequeños donde se puedan refugiar, y una de las cosas más importantes ubicar un par de rascadores donde se puedan estirar después de una buena siesta para evitar que arruinen tus muebles.

Quiero hacer énfasis en los tamaños de rascador ya que  debe ser lo suficientemente grande para que el gato se estire completamente, ubicado de forma horizontal o inclinada, piensa como gato, obsérvalo y piensa que tan cómodo estaría tu gato en un rascador miniatura, probablemente no lo usaría. Recuerda que los gatos no pueden bajar tan cómodamente por los rascadores, entonces si planeas en situar un rascador de tamaño considerable en la pared, recuerda ofrecerle una alternativa por donde bajar.

Recuerda muchos de los gatos aman las alturas aprovecha su tridimensionalidad y dales lugares cerca del techo, ellos te lo agradecerán.

Espacio de Alimentación

Tan simple como esto, un lugar de la casa que sea cómodo, de fácil acceso, si compartes tu casa con otros animales como perros, un comedero en una buena altura no estará nada mal. Evita poner el agua cerca de la comida, pepitas del concentrado pueden caer a su tazón del agua y hará que se contamine. También evita a toda costa que su arenero está cerca de su comida, creo que no debo dar más detalle por esta parte.

Espacio de Hidratación

Como lo mencionamos en el espacio anterior, agua y comida deben estar separados, recomiendo siempre tener varias fuentes de agua distribuidas en la casa, para que nuestros gatos estén hidratados, si no tienes una fuente, asegúrate que cambias el agua por lo menos dos veces al día y que el tazón es lo bastante grande como para que sus bigotes no rocen con los bordes. Piensa que si tú no beberías tu gato tampoco lo hará o lo hará por necesidad y puede que no esté tomando el líquido necesario.

Baño

Asegúrate que sea un lugar tranquilo, íntimo, ventilado, que nadie lo vaya a molestar, pues este lugar es para el gato lo que es para ti. Encárgate de mantenerlo limpio, con suficiente arena, para que nuestro peludo se sienta cómodo y seguro y no vaya a hacer sus necesidades a un lugar diferente.

Como lo ves gatificar es mucho más que comprar un gimnasio.

1 comentario en «Gatificar es más que un gimnasio para gatos»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *