Saltar al contenido
Portada » Blog » ¿Estoy preparado para adoptar un gato?

¿Estoy preparado para adoptar un gato?

Antes de adoptar un gato o cualquier otro animalito, es muy importante que nos preguntemos si realmente estamos preparados para hacernos cargo de un animal de compañía. Te contamos los cambios que conllevan la adopción de una mascota para que valores si puedes responsabilizarte, o no, de su cuidado y educación. Tendrás que:

Adaptar la vivienda al gato

Adoptar implica habilitar nuestra casa al animal de compañía, en este caso al gato, cederle espacio, pero también ofrecerle seguridad y protección. Debemos disponer de varios lugares para ubicar su comida, separada del agua, sí disponemos de una casa amplia, es importante que habilitemos varias zonas y les ofrezcamos abundancia de recursos. Zonas de seguridad, que pueden ser lugares altos, lugares escondidos, donde ellos se sientan protegidos ante cualquier peligro. Una zona tranquila y de fácil acceso para ubicar su arenero, el cuál debe ser grande y cómodo. Un lugar para guardar sus juguetes, su guacal, cobijas y demás. Además, si tenemos balcón o jardín, habrá que comprobar que las plantas no son tóxicas y poner mallas de seguridad para que la salida del gato sea de manera controlada y segura.

Deberías leer también: Estás listo para adoptar y traer a casa a un gatito?

Adaptar tu rutina 

Nuestro ritmo de vida también debe acoplarse al animal. Por ejemplo, debemos pensar en que si salimos de viaje, alguien debe ir a casa a darle la comida, limpiar arenera y jugar con nuestro gato. Debemos establecer rutinas de juegos, para mantenerlos sanos y saludables, por lo tanto debemos destinar por lo menos 20 minutos en la mañana y en la tarde para jugar. Tiempo diario para limpiar su arenera (1 -2 veces al día) y también lavar sus platicos y su fuente de comida. Tiempo para llevarlos a sus controles preventivos con el veterinario… y tiempo hasta para darle cariño y atención.

Aquí te dejamos 4 consejos para hacer feliz a tu gato

Adaptar tu vida al nuevo miembro de la familia

Sí, porque el gato que adoptemos será un nuevo miembro de la familia. De este modo, nuestra vida tendrá que acoplarse a él. Las vacaciones, tendremos que organizarlas con él; es decir, quién lo cuidara. Si se produce algún cambio, es decir, si nos casamos, separamos, mudamos, cambiamos de trabajo, tenemos hijos, tenemos otros animales o mil cosas más que pueden ocurrir, tenemos que considerar que nosotros fuimos quienes decidimos traer este miembro de la familia a vivir el resto de la vida con nosotros, así que ellos van a donde vayamos y pase lo que pase.

Adaptar la economía a los gastos adicionales

Al principio hay que hacer un desembolso considerable porque el gato necesitará primero que todo una revisión veterinaria: exámenes virales, desparasitación y esquema de vacunas. Por otro lado debemos comprar su comedero, su bebedero, su arenero, su guacal, su cama, sus juguetes y por supuesto la comida recomendada por el veterinario. Pero, además, habrá que comprarle comida de manera habitual, llevarlo al veterinario para sus revisiones o cuando esté enfermo, vacunarlo cuando proceda. Habrá que correr con los gastos que conlleva su cuidado como lo haríamos con cualquier miembro de la familia.

Una vez tengas en cuenta todo lo anterior, podrás valorar si realmente estás o no preparado para adoptar un gato.

Si te gustó esté artículo sobre: ¿Estoy preparado para adoptar una mascota?, te invitamos a comentar abajo y seguirnos tanto en Instagram como en Facebook.

Si necesitas comunicarte con nosotros escríbenos directamente al whastapp acá.